Ingreso
Nombre:

Contraseña:


¿Perdió su Contraseña?
Regístrese Gratuitamente!
Siguenos en:
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Artículos

Page « 1 2 (3) 4 »
Vejez y Final de la vida : Posición de la Academia Americana de Neurologia sobre el EVP
Enviado por Administrador on 10/3/2005 18:15:39 (7209 Lecturas)


TERCERO


Cuando se ha diagnosticado con certeza que un paciente se encuentra en estado vegetativo persistente, y cuando es evidente que el paciente no desearía más tratamiento médico, y que la familia está de acuerdo con él, puede dejarse de lado la continuación del tratamiento, incluido el suministro de nutrición e hidratación.



* La Academia cree que este criterio es coherente con los principios médicos, éticos y legales que prevalecen, y de modo más específico con la resolución formal adoptada en el 15 de marzo de 1986 por el Council on Ethical and Judicial Affairs de la American Medical Association llamada «Withholding or Withdrawing Life-Prolonging Medical Treat-ment» (Suspensión o interrupción de tratamiento médico de soporte vital).


* Esta posición es también coherente con el apoyo claro de la comunidad médica al principio según el cual los pacientes en estado vegetativo persistente no deben ser mantenidos indefinidamente mediante tratamiento médico.

Mientras las opiniones morales y éticas de los profesionales que se ocupan del cuidado de la salud merecen ser consideradas, son, en general, secundarias al derecho continuado del paciente y de la familia de aceptar o rechazar el tratamiento de soporte vital.


* Cuando el médico responsable del paciente no está de acuerdo con la decisión de rechazar todo tratamiento, como la nutrición e hidratación artificiales, y cree que este modo de proceder es moralmente reprobable, en circunstancias normales no se le debería forzar a obrar contra su conciencia o contra su manera de entender los criterios médicos prevalentes.

En estas situaciones, debería intentarse limar diferencias, incluyendo la comunicación adecuada entre las partes implicadas y remitir la discusión del caso a un comité de ética asistencial, siempre que ello sea posible.

Si no se puede llegar a un consenso y las diferencias de opinión son irreconciliables, el médico responsable del paciente tiene la obligación de comunicar a la familia el hecho a fin de que el paciente pueda ser confiado a la atención de otro médico en el mismo espacio o en otro donde se pueda suspender el tratamiento.

* La Academia exhorta a los profesionales de la salud a establecer formas de proceder internas para el asesoramiento, como comités de ética u otros medios, que propongan un protocolo a seguir en los casos donde existan diferencias aparentemente irreconciliables. En mayo de 1985, la Academia dió su formal apoyo a la constitución voluntaria de comités de ética institucional, mul-tidisciplinares, para que trabajen en la formación y aprendizaje para el enfoque y discusión de los dilemas éticos que se plantean en las instituciones de atención sanitaria.

Page « 1 2 (3) 4 »
Página de Impresión Amigable Enviar este artículo a un amigo
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables de su contenido.
Envió Hilo
Bioètica i Debat Ediciones SL