Ingreso
Nombre:

Contraseña:


¿Perdió su Contraseña?
Regístrese Gratuitamente!
Siguenos en:
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Artículos

Page (1) 2 3 4 ... 6 »
Relación clínica con el paciente : Anotaciones y acotaciones al nuevo paternalismo médico
Enviado por GERMANMS on 3/2/2015 9:23:34 (821 Lecturas)

ANOTACIONES Y ACOTACIONES AL NUEVO PATERNALISMO MÉDICO

Germán Méndez Sardina
Mtr. Biomedicina, Biotecnología y Derecho de la UE
Esp. Biomedicina y Derecho
Exp. Bioderecho
Diplomado en Bioética


RESUMEN: La idea de un Nuevo Paternalismo en la relación médico paciente (RMP) ha sido criticada más desde un punto de vista formal que del propio contenido, lo que deja entrever que es la propia expresión “paternalismo” la que provoca rechazo. En definitiva nos encontramos ante una logomaquia. A tal fin se ha revisado parte de estas críticas demostrando que la idea que subyace de una nueva visión de la RMP es asumida y aceptada íntegramente como una manera de dotarla de las herramientas que salvaguarden el fin primordial de la misma.

PALABRAS CLAVE: Nuevo Paternalismo, Relación Médico-Paciente, Paternalismo, Autonomía


La idea de un nuevo paternalismo en la RMP no es nueva. Por nuestra parte la venimos defendiendo y reivindicando como una forma de recuperar la relación médico paciente de la permanente crisis en que se encuentra; como hemos dicho “el dilema se basa en que en la actualidad estamos en “tierra de nadie”: no debe haber paternalismo, pero existe, y debe haber autonomía, pero se duda de ella”(1). Efectivamente - “dura lex, sed lex” - es el derecho positivo el que ha impuesto un régimen legal de obligada autonomía, entendida de tal manera que ha llegado a un punto que obliga a los médicos, como hemos comentado, a estar más pendiente de evitar demandas y denuncias que a centrarse en la verdadera relación terapéutica, abandonando ciertos aspectos que durante tantos siglos poseyeron bajo el paternalismo, y que, en definitiva, son los que busca el paciente. La controversia surge cuando nos fijamos sólo en los aspectos negativos del paternalismo, que los tiene y muchos, cuando es lo cierto que tiene grandes aspectos positivos que hay que fomentar con la búsqueda de un nuevo paternalismo en la relación médico paciente En definitiva no se busca otra cosa que la superación del actual hieratismo, y en el amplio espectro que surge entre los dos pivotes que conforman el paternalismo y la autonomía, encontrar el necesario consenso del que se pueda obtener beneficios de los aspectos positivos de ambos.

Es indudable, y hay que reconocerlo, que uno de los principales problemas que tiene el “Nuevo Paternalismo” propugnado se encuentra en su propia expresión, ya que se atiende más a la mera palabra que no a su verdadero significado. No cabe duda, es cierto, que hablar de “paternalismo” pone en guardia a muchos celosos y acérrimos defensores de la autonomía a ultranza, reivindicando una pretendida democratización de la RMP, rechazando de plano, sin conocerla, la verdadera idea que subyace en la citada expresión, pues, como se ha señalado en numerosas ocasiones, no se trata de recuperar el clásico y milenario paternalismo que, por otra parte, es evidente que nunca nos ha abandonado, pese a la imposición legal para que así sea, sino de transformarlo, reconduciendo la actitud del médico hacia el paciente a través de las virtudes – y sólo las virtudes – que posee indudablemente el paternalismo.

Hemos argumentado también en numerosas ocasiones que el paternalismo no es rechazado completamente por el paciente - entendemos que muy al contrario - porque no puede ser comprendido como una actitud de pasivo abandono ante el médico, dejando en manos de éste todos los activos que deben permanecer en la persona del paciente, sino, muy al contrario, en el sentido de recuperar una relación de confianza, una relación fiduciaria, ya que, y nos repetimos, el paciente necesita ser llevado de la mano por el médico a través del tortuoso camino que transita por el oscuro bosque de la enfermedad. Acabar con el paternalismo suponía bajar al médico del pedestal donde se ha encontrado desde tiempo inmemorial y con base en la autonomía vicaria democratizadora ponerlo al mismo nivel del paciente. No tenemos ninguna duda que el paciente necesita estar – dicho gráficamente – a la misma altura que el médico que le atiende, pero no enfrentado a él, a ambos lados de la línea que les separa, sino juntos y mirando los dos en la misma dirección. Ahí radica la sutil diferencia, el paternalismo ha optado por mantener sometido al paciente bajo el médico, y el autonomismo en tener a ambas figuras al mismo nivel, pero enfrentadas.

Page (1) 2 3 4 ... 6 »
Página de Impresión Amigable Enviar este artículo a un amigo
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables de su contenido.
Envió Hilo
Actividad recomendada

2017 EACME Annual Conference
7 - 9 Septiembre 2017. Barcelona (España)

Bioètica i Debat Ediciones SL