Ingreso
Nombre:

Contraseña:


¿Perdió su Contraseña?
Regístrese Gratuitamente!
Siguenos en:
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter

Artículos
RSS

Enviado por Biblio on 6/5/2009 10:09:49 (1219 Lecturas)

Autor: Seda, Juan Antonio

de la revista Bio-Phronesis. 2009;4(1).

Resumen:Este trabajo prelimar refleja algunas situaciones vividas durante una etnografía en la Colonia Montes de
Oca. En el caso presentado, la investigación en un ámbito donde se pone en juego la racionalidad, la libertad ambulatoria, categorías y tratamientos médicos y responsabilidades legales, resulta indispensable
que el antropólogo cuente con un código de ética legitimado por una asociación profesional. De esa forma, ante situaciones dudosas como las aquí relatadas, podrá quedar justamente interpelado o bien
respaldado por su comunidad profesional, ya sea en la forma de producir en la disciplina como en el uso de ese conocimiento.


Descargar artículo completo


Enviado por Biblio on 6/5/2009 10:03:53 (1471 Lecturas)

Autor:Rincón, Mónica [et al.]

de la Revista Latinoamericana de Bioética. 2008;8(2; p. 114-123).


Resumen:En el mundo médico, las decisiones del personal de Unidad de Cuidado Intensivo (UCI), influyen tanto de manera positiva
como negativa en el entorno de un paciente y su familia. El personal de salud que está vinculado al cuidado del paciente en
UCI, debe ser capaz de resolver y tomar decisiones que son trascendentales para el futuro de una persona que se encuentra
entre la vida y la muerte. A pesar de esta obligación moral y profesional, no existe un consenso ampliamente conocido para
la toma de decisiones, que facilite al personal afrontar la situación de un paciente en estado crítico. Razón por la cual la
educación universitaria en bioética es de vital importancia, para la formación de profesionales competentes, libre pensadores
con responsabilidad social, que actúen como defensores y promotores de la vida.



Descargar artículo completo


Enviado por Ramos on 6/5/2009 9:50:44 (2623 Lecturas)

Sergio Ramos Pozón ramospozon@hotmail.com
Licenciado en Filosofía. Universidad de Barcelona
Estudiante del Máster Ciutadania i Drets Humans: Ètica i Política. Universidad de Barcelona

Introducción
En el presente trabajo se pretende explicar el argumento de la pendiente resbaladiza. Éste ha sido constantemente invocado para evitar que haya alguna ley que despenalice la eutanasia. Se basa, principalmente, en el hecho de que si se permite una forma de actuar A, que es aceptable desde el punto de vista moral, se darán, de modo gradual e inevitable, los pasos B, C, D, etc., que no son moralmente aceptables, por lo que no hay que aceptar A. Sin embargo, este tipo de argumento no ha sido aceptado por todos. Es más, muchos piensan que ni tan siquiera es un argumento, sino un pseudoargumento. Con el objetivo de proponer que la pendiente resbaladiza no se cumple, desglosaremos la exposición en tres tipos de pendientes: a) homonímica; b) fáctica; y c) lógica. Respecto a las das primeras, mostraremos que no es ni lingüística ni fácticamente posible su deslizamiento por la pendiente. En cuanto a la última, señalamos algunas medidas para que su forma lógica no se cumpla.

Descargar artículo completo


Enviado por elidibar on 6/5/2009 9:37:30 (20567 Lecturas)

Autora: Elisa A. Dibarbora, filósofa, doctora de la Universidad Nacional de Rosario, mención en bioética. Profesora adjunta de la Facultad de Derecho e investigadora independiente del Consejo de Investigaciones de la UNR.
elidibar@gmail.com


Ética

“En el lenguaje filosófico general, se usa hoy ethos para aludir al conjunto de actitudes, convicciones, creencias morales y formas de conductas, sea de una persona individual o de un grupo social, o étnico, etc.
Como vemos ethos es el término técnico para referirnos a la ética, a la reflexión sobre la conducta humana desde la perspectiva del bien y del mal.
Técnica De la palabra Techne derivan tanto técnica como tecnología. En algunos contextos aparecen como sinónimos, sin embargo podemos definir a la tecnología como el conjunto de técnicas, de reglas procedimentales cuyo objetivo está predeterminado en función de su eficacia para resolver problemas y /o hacer mas confortable la vida cotidiana de los seres humanos.
La tecnología aparece como la aplicación práctica de la ciencia, entendida ésta como un conjunto de conocimientos metódicos y sistemáticos que pueden ser generalizables y trasmitidos con un lenguaje preciso y diversificado de acuerdo al sector de la realidad que tome como objeto de estudio.

TECNOETICA
Tanto la ciencia como la tecnología sólo pueden estudiarse dentro del contexto social en el que se manifiestan; ya que sus desarrollos han modificado esencialmente la relación de los seres humanos con el medio ambiente y la interacción con sus congéneres. La sinergia de estos factores: fenómenos naturales y acciones sociales se ve reflejada en la creciente complejidad y los efectos adversos inesperados que las innovaciones tecnológicas producen y que exceden la capacidad de previsión de los científicos.
“Los científicos, demasiado ocupados en sus tareas de investigación y experimentación, demasiado urgidos por los empresarios que financian esas tareas, y, ahora, además, fascinados, maravillados ante las inmensas posibilidades inéditas con que se encuentran, no tienen tiempo ni tampoco muchas ganas, de ponerse a calcular los riesgos que todo esto implica para la salud y el medio ambiente. (…)No es que ignoren los riesgos implícitos en lo que hacen, sino que sus tareas se han vuelto demasiado específicas; sienten que no pueden ocuparse de todo. A todas luces emerge la necesidad de un control externo a la propia comunidad tecnocientífica, un límite moral a la ya infinita gama de posibilidades tecnológicas. Introducir como componente fundamental la reflexión ética con el mismo grado de importancia con que se dirimen las cuestiones epistemológicas. Promover el reconocimiento de los factores sociales y culturales en los que se manifiesta el conocimiento científico y que modificarán sustancialmente la vida de las personas.
El ejemplo típico lo tenemos en la mayoría de los jóvenes, para quienes la posesión de determinados productos tecnológicos deja de estar en el orden del tener y pasa al orden del ser, como elemento que configura la propia identidad. Esto sucede, generalmente, en forma sutil e inadvertida. Lo natural y lo artificial aparecen como una unidad de mutua interdependencia. La elección de determinadas tecnologías puede llegar a establecer la percepción que tenemos de nosotros mismos como individuos y condicionar nuestras relaciones sociales. “La consideración de cuestiones sociales y morales de una práctica científico-tecnológica particular puede revertir más importancia que cualquier detalle de contrastación científica.”

Leer más..... | 8518 bytes más | Comentarios?

Enviado por Biblio on 6/5/2009 9:28:52 (1604 Lecturas)

Autor: Pastor García, Luis Miguel

de la revista Cuadernos de Bioética. 2008;19 (3).

Resumen: En el ambiente cultural español es muy usual afirmar que el poseer creencias religiosas dificulta la tarea de estudiar, investigar y enseñar bioética. Según ellos se perdería la neutralidad, se estaría tentado a imponer a otros el propio credo y se dificultaría la búsqueda de consenso tan necesario en esta disciplina. En el desarrollo de este artículo se analizan estas dificultades. Para la primera se considera que es una falacia que pretende descalificar a ciertas personas para que no participen en el debate bioético cuando no hay ningún sujeto para el dialogo que no esté condicionado por sus creencias, sus increencias o su agnosticismo. Aceptar este argumento supondría una táctica para imponer la propia postura anulando al otro, con una merma en el pluralismo bioético. Además, la mera descalificación haría fracasar el dialogo bioético que debe basarse en que cada cual pueda expresar racionalmente su postura, y los demás puedan analizarla, no siendo rechazada a priori, por su procedencia. En cuanto a la segunda dificultad hay que decir que mientras las creencias sean religiosas, ateas o agnósticas, sean expresadas a través de una elaboración razonada a la cual pueda acceder el interlocutor no deberían ser rechazadas, sino más bien atendidas en lo que tienen de aportación al debate intelectual. Por ultimo, respecto a la tercera, el diagnostico ético elaborado y deducido desde fuentes estrictamente religiosas, puede mostrar intuiciones morales básicas niversales que ayuden al discurso racional de la bioética sin que esto produzca confusión o desunión entre los deliberantes bioéticos. Finalmente el trabajo analiza las relaciones entre bioética de máximos, mínimos y religión, haciendo hincapié en que esta última y en concreto la cristiana, por su esfuerzo racional para hacer más inteligible lo humano es un antidoto frente al pensamiento débil que limita
el quehacer bioético.

Descargar artículo completo


Enviado por Biblio on 15/4/2009 10:16:31 (4915 Lecturas)

Autor: Guhl Corpas, A.
De Revista Latinoamericana de Bioética. 2008;8(2):20-29.
Resumen: Este artículo presenta, de una manera clara y sencilla, la complejidad asociada al calentamiento global. Además, señala algunos de los debates éticos asociados a este fenómeno. El calentamiento global no es un fenómeno que sea ajeno al diario vivir de de cada persona.

Palabras clave: Calentamiento global, debate ético, atmósfera, responsabilidad individual.

Descargar artículo completo


Enviado por Biblio on 15/4/2009 10:13:33 (2527 Lecturas)

Autores: Cardozo Martínez, CA; Mrad de Osorio, Afife
De Revista Latinoamericana de Bioética. 2008;8(2):46-71.
Resumen: Este artículo intenta promover una reflexión conciente sobre el uso y cuidado de los animales en investigación articulando tanto los conceptos técnicos como los éticos, involucrando lenguajes cotidianos para el científico actual como la calidad, validez y competitividad científica y abordando algunas preguntas que seguramente muchos ya se habrán hecho al respecto.
Palabras clave: Animal, investigación, cuidado, genética, ciencia, utilitarismo.

Descargar artículo completo


Enviado por Biblio on 15/4/2009 10:10:20 (2097 Lecturas)

Autores: Gilberto, A; Gamboa, B.
De Revista Persona y Bioética. 2008;12(2):73-77.
Resumen: El avance científico no deja de sorprender y los sueños en el terreno de la biotecnología cada vez se están realizando más aceleradamente. La misma sociedad se ha encargado muchas veces de empujar a los científicos a resolver problemas antiguos, nuevos, e incluso supuestos o inexistentes –para el caso da casi igual. Los avances que se incluyen en las grandes obras de ciencia ficción, cada vez con mayor celeridad dejan de ser tales, pues entran en obsolescencia o se constituyen en temores anticipatorios de tecnoutopías cada vez más próximas, con sus correspondientes tiránicos paradigmas.

Dos hechos recientes han alertado a la opinión pública mundial sobre las posibilidades, pero también sobre los límites, de la aplicación de la biotecnología. Su relación con la Bioética es patente pues en cada caso la dignidad de la persona humana está en juego.




Descargar artículo completo


Enviado por Biblio on 15/4/2009 10:06:40 (2015 Lecturas)

Título completo: La enseñanza de la bioética general como aporte en la construcción de un pensamiento bioético en los maestros.
Autor: Escobar Triana, J; Sarmiento Sarmiento, Y; Gordillo Bustos, MP.
De Revista Colombiana de Bioética. 2008; 3 (ed.especial): 11-79
Resumen: Este artículo presente los resultados de una investigación que analiza una experiencia de formación docente en bioética general realizada por la Universidad El Bosque, y que cubrió a 22.568 maestros en distintas zonas del país. Además del valor de la experiencia en tanto ejercicio de divulgación disciplinar, el artículo indaga por el impacto de la enseñanza de la bioética en los maestros. Los textos producidos por éstos durante la experiencia pedagógica fueron utilizados como fuente de información. Primero se hizo de una lectura analítica general de los textos. A partir de la misma se realizó un trabajo de construcción de categorías analíticas, a través de las cuales las afirmaciones hechas por los maestros respecto a la Bioética sirvieron para identificar elementos generales que aportan en la elaboración de sugerencias en dos sentidos: primero, sobre la enseñanza de la bioética y segundo, sobre la bioética de la enseñanza; atendiendo al aporte que éstas hacen en la construcción de una ética civil. El conjunto de las afirmaciones y sugerencias recogidas de los textos representan la voz de los maestros, y puede entenderse por tanto como una versión del pensamiento bioético de ellos en Colombia, específicamente aquellos que participaron de la experiencia de formación docente.

Palabras clave: formación docente, enseñanza de la bioética, ética civil, pensamiento bioético.

Descargar artículo completo


Enviado por jpbeca on 23/3/2009 10:51:59 (1567 Lecturas)

Una nueva legislación que autoriza el suicidio asistido
Dr. Juan Pablo Beca I. y Dra. Gladys Bohórquez E.
Centro de Bioética, Facultad de Medcina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo
Santiago, Chile

La prensa ha informado recientemente que en el estado de Washington de los EE.UU., de acuerdo a una nueva ley estatal aprobada por amplia mayoría en Noviembre de 2008, los pacientes terminales podrán pedir a sus médicos que les receten medicamentos letales para poder proceder a quitarse voluntariamente la vida. Se suma así este estado al de Oregon, donde desde 1997 existe una ley que permite el suicidio asistido (Death with Dignity Act). Se ha generado ahora una amplia discusión en EE.UU., con opiniones a favor o en contra, por las implicancias de la ley y por la probabilidad de que este tipo de cambios legales ocurra en más estados en un futuro próximo.

Para formarse una opinión objetiva sobre el tema es necesario conocer las disposiciones legales que fueron aprobadas, las cuales permiten la prescripción de estos medicamentos, pero también la limitan y la regulan. En primer lugar no se autoriza que los médicos administren fármacos que produzcan directamente la muerte del enfermo, ellos los tienen que ingerir por si mismo. Esto diferencia el suicidio asistido y la eutanasia, que no se autoriza en esta ley. Los enfermos que soliciten recetas de fármacos letales deben ser residentes del estado de Washington, tener más de 18 años y tener plena capacidad o competencia para decidir. La petición del enfermo debe formularse en forma oral, petición que debe repetirse quince días después. También debe escribirse una solicitud formal ante dos testigos, de los cuales al menos uno no debe ser familiar, heredero ni médico tratante. Y además dos médicos deben certificar que el enfermo tiene una enfermedad terminal con pronóstico de sobrevida inferior a seis meses.

El fundamento de esta disposición legal es el reconocimiento del derecho de las personas a gestionar, no sólo su vida sino también su muerte, sobre la base del respeto a su autonomía. Por lo mismo se busca asegurar que la decisión sea personal y libre de presiones. Se mantiene la prohibición legal de atentar contra la vida de las personas.

La autonomía o libertad de autodeterminación es siempre una elección entre varias opciones, pero no es una libertad absoluta. Siendo la persona humana esencialmente relacional tiene, en el ejercicio de su libertad personal, los límites dados por el grupo familiar, social y la cultura en que vive. En otras palabras, la autonomía de uno limita con la autonomía de los que lo rodean.

Por otra parte, cuando una sociedad aprueba por amplia mayoría este tipo de legislación está declarando que el valor del principio de autodeterminación es de tanta relevancia que ha pasado a constituir un derecho que el médico debe respetar. Para el médico, consciente de la inevitable asimetría de autonomías entre la propia y la del enfermo, resultan de tremenda importancia los resguardos que la ley establece para asegurar que se pondere tanto la beneficencia como la no-maleficencia. La primera en cuanto pretende asegurar que la decisión del suicidio sea fruto de una elección auténtica y consistente: que tenga plena capacidad y que lo reitere en quince dìas. La segunda en cuanto exige que no haya ningún tipo de violencia de la voluntad: dos testigos y la mayor certeza médica posible expresada por la confirmación diagnóstica de dos médicos diferentes.

Las dudas de la legitimidad moral de esta ley, surgen evidentemente desde diversas miradas, sociales y culturales, de las que mencionaremos tres:

1. Para muchos creyentes el valor y la dignidad de la vida humana es entendida como un don, o al menos como una vida interdependiente con otros, por lo que no se puede justificar que se permita disponer libremente de ella.
2. La enfermedad terminal constituye la etapa final de la vida de una persona y se considera como un período propicio para realizar un balance, encontrar sentido y significado a su propia vida, expresar su voluntad, reconciliarse consigo mismo, con su fe y con los demás. Consecuentemente la muerte digna o muerte en paz no puede ser entendida como la eliminación de la vida, sino como un final sin dolor, sin sufrimiento, dentro de lo posible conciente, y acompañado por las personas que les son más queridas al enfermo.
3. Cuando una sociedad no ha resuelto de manera importante las asimetrías educacionales y de acceso al cuidado sanitario, cabe la duda de la auténtica validez de una solicitud de suicidio, ya sea por falta de atención médica, o de redes de apoyo familiar y social. La valoración de mala calidad de vida en situación de desamparo puede ser debida a estos factores y no a una elección enteramente libre.

Si los médicos y los otros profesionales de la salud quieren cumplir con uno de los fines de la medicina, cual es favorecer la muerte en paz deben hacerlo contribuyendo a lograr que en el final de la vida, sus enfermos no sólo tengan acceso a todo el apoyo clínico que requieran sino también a que ello no ocurra en situación de abandono. Si esto se logra, aunque algunas leyes lo permitan en situaciones calificadas, las solicitudes de prescripción de fármacos para el suicidio serán muy excepcionales.

Finalmente cabe recordar que este tipo de leyes permite pero no obliga a los médicos a asistir el suicido de un enfermo o a practicar la eutanasia a petición suya. La objeción de conciencia del profesional siempre es válida y así lo reconocen las leyes que regulan la eutanasia o el suicidio asistido en algunos países europeos y en estos dos estados norteamericanos respectivamente.


« 1 ... 253 254 255 (256) 257 258 259 ... 276 »
Bioètica i Debat Ediciones SL